¿Por qué mi consumo es el secreto para un mundo mejor?

verdura al mercat
Vivimos en una sociedad de consumo, donde nosotros los ciudadanos, o mejor dicho, los consumidores, nos hemos convertido en el engranaje que la hace funcionar. Y es que desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos consumiendo: agua, energía, ropa, comida, electrónica, servicios… constantemente, todos los días de nuestra vida. Y la rueda económica sobre la que se basa nuestra sociedad funciona “gracias” a las empresas que nos proveen todo esto que consumimos.  
Entonces las empresas tienen una gran influencia en la sociedad. Analicemos a las empresas. ¿Por qué nace una empresa? ¿Para qué se crea? ¿Qué papel tienen en la sociedad y en el planeta?
  Supongamos empresa A. Hace bolígrafos y a nacido con el objetivo de maximizar sus beneficios económicos. Para esto produce sus bolígrafos en el sudeste asiático porque ahí puede contratar a personas que legalmente pueden trabajar largas horas por un salario muy pequeño. Además los residuos de la tinta de sus bolígrafos van directamente al río que hay al lado de la fábrica. Despreocuparse de los residuos es lo más barato. Menor coste de producción, mayor beneficio.
Supongamos empresa B hace bolígrafos y nace con el objetivo de darles a todos los niños del mundo un bolígrafo y un cuaderno con el que ir a la escuela. El beneficio que obtienen con la venta de sus bolígrafos les sirve para pagar salarios y seguir con el negocio que les permite cumplir este objetivo. La empresa B paga un salario digno a sus trabajadores y sus residuos de tinta pasan por unos filtros que limpian la contaminación.
Si todo el mundo compra bolígrafos de la empresa A, la empresa A prosperará y crecerá, junto con su proceso productivo. Si todo el mundo compra bolígrafos de la empresa B, la empresa B prosperará y crecerá, junto con su proceso productivo. Así de sencillo. Así de poderoso.
Y ahora os invito a pensar. ¿Cuál es el objetivo de la mayoría de las empresas a las que les compramos sus productos? ¿De qué estamos siendo cómplices con nuestro consumo de sus productos? Históricamente las empresas se crearon con el objetivo principal de maximizar sus beneficios económicos. Por suerte, muchos empresarios y emprendedores se han dado cuenta del papel fundamental que tienen las empresas en la sociedad y el planeta, y en los últimos años ha nacido una nueva generación de empresas que utilizan el dinero que generan como herramienta para hacer un bien social o medioambiental.
Entonces, ¿qué es para mi el consumo? El consumo es la mayor fuerza democrática de nuestra sociedad. Con cada euro que gastamos estamos decidiendo qué tipo de sociedad estamos construyendo. Qué empresas crecen y prosperan, que procesos productivos cercen y prosperan.
Y esto creo que es una muy buena noticia. Porque somos nosotros, como consumidores, los que podemos construir una sociedad más justa, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. El poder está en nuestras manos.
Javier Velasco, Lendi app